dnoses london   Las siglas D-NOSES se refieren a Distributed Network for Odour Sensing Empowerment and Sustainability (nada que ver con e-noses). Este proyecto ha conseguido una subvención de 3,2 millones de euros dentro del programa Horizonte 2020 de la Union Europea. La reunión inicial ha tenido lugar la semana pasada en Londres. Un grupo formado por compañías consultoras, universidades, entidades públicas y ONGs participará en este proyecto para desarrollar una herramienta para la vigilancia de olor de ciudadanos.

 Un consorcio de 15 entidades participará en este proyecto Horizonte 2020 que llevará 3 años para completarse. En este trabajo se co-diseñarán intervenciones de ciencia de ciudadanos a lo largo de 7 países europeos y otros 3 países no-europeos, donde los ciudadanos usarán herramientas innovadoras de mapeo para reportar incidencias por olores y para co-crear soluciones a medida con ONGs, autoridades públicas locales, universidades y las plantas potencialmente generadoras de molestias por olor.

sesion06 juarez06   La relación entre los olores emitidos por una determinada instalación y la influencia generada sobre la población que vive en los alrededores es muy compleja de determinar. En el presente trabajo, se ha llevado a cabo un estudio integral de diagnóstico en la Municipalidad de San Francisco de Mostazal, en Chile.

   Las herramientas estandarizadas permiten evaluar el problema de la forma más objetiva y económica posible. Las metodologías de diagnóstico más utilizadas son los estudios basados en emisión (EN-13725 / NCh3190), y en inmisión (VDI3940), que pueden ser complementados mediante estudios de especiación química y de registro estandarizado de quejas.

 

P. Ubilla 1, Denis Clavijo 2, Rodrigo Elguín 2, Rubén Cerdá 3, J.V. Martínez 3 y J. M. Juarez-Galan 3*

1. Aqualogy Chile. La Concepción 141, Oficina 701. Providencia, Santiago. Chile.
2. ANAM. Américo Vespucio 451, Quilicura. Santiago. Chile.
3. Labaqua SA. C/Dracma 16-18. Polígono Industrial Las Atalayas. 03114 Alicante. España.
* jmanuel.juarez@labaqua.com

sesion06 juarez00  La gestión integral de los olores causados por emisiones industriales requiere de herramientas adecuadas y estandarizadas para un correcto diagnóstico, que permita evaluar el problema de la forma más objetiva posible, y con ello, proponer las mejores soluciones desde un punto de vista técnico y económico.

 

J. M. Juarez-Galan, J.V. Martínez, A. Amo y P. Ubilla

  Aqualogy Medio Ambiente. C/Dracma 16-18. Polígono Industrial Las Atalayas. 03114 Alicante

   Autor correspondencia: jmanuel.juarez@labaqua.com

   Conflictos de interés: El autor declara que no existe conflicto de intereses.

   Editor académico: Carlos N Díaz.

   Calidad del contenido: Este artículo científico ha sido revisado por al menos dos revisores. Vea el comité científico aquí

   Cita: J. M. Juarez-Galan, J.V. Martínez, A. Amo, P. Ubilla, 2014, Nuevas estrategias para el diagnóstico y control de olores, Seminario Internacional de Olores en el Medio Ambiente, Santiago, Chile, www.olores.org

   Copyright: Los autores retienen la propiedad del copyright de sus artículos, pero los autores permiten a cualquier persona descargar, reusar, reimprimir, modificar, distribuir y/o copiar artículos del sitio web de olores.org, siempre que se citen los autores originales y las fuentes. No es necesario permiso específico de los autores o de los editores de esta web.

   Palabras claves: VDI 3883, olores, gestión quejas.

 

Descargar presentación

Video

Resumen

La gestión integral de los olores causados por emisiones industriales requiere de herramientas adecuadas y estandarizadas para un correcto diagnóstico, que permita evaluar el problema de la forma más objetiva posible, y con ello, proponer las mejores soluciones desde un punto de vista técnico y económico. Entre las metodologías de diagnóstico más conocidas encontramos los estudios basados en emisiones (NCh3190 / EN13725), y en inmisión (VDI3940), que pueden ser complementados mediante estudios de especiación química. Asimismo, existen diferentes tecnologías de control, como lavado químico, biofiltración, oxidación (térmica ó catalítica), adsorción; que, dependiendo de la aplicación, pueden ofrecer un mecanismo interesante de control de la emisión de olores. Además de ello, en el presente trabajo se propone otra herramienta más, que complementa tanto la fase de diagnóstico, como la fase de control. Odocity-map, es un software en formato web, que permite recopilar de forma objetiva las quejas de los residentes de un municipio, causadas por malos olores. Dicho software se basa en las Normas Alemanas VDI3883 (Parte I y II), y permiten realizar una “fotografía” del estado odorante de un municipio y de las posibles causas que lo producen, a través de encuestas sistemáticas a la población. En el presente trabajo, se describe un estudio piloto realizado en una ciudad de la costa Mediterránea de España con un importante polígono industrial. La participación ciudadana localizada en diferentes áreas de la ciudad, mostró la influencia de las emisiones industriales cercanas, así como la distribución de molestias debida a los vientos predominantes de la zona.

1. Introducción

Todo proceso para solucionar episodios de impacto ambiental por olores implica una serie de fases que agrupan, desde tareas de diagnóstico del problema, hasta la evaluación e implantación de la mejor solución disponible para el cliente, teniendo en cuenta tanto el punto de vista técnico como el económico. Un diagnóstico eficaz, requiere la aplicación de metodologías normalizadas y con un control de calidad acreditado para poder determinar de forma objetiva las causas del problema, y de este de modo, plantear la solución técnicamente eficiente y más ventajosa para el cliente desde el punto de vista económico. La iniciación del proceso sin embargo, requiere de la existencia de parámetros legales y normativos, bajo los cuales se justifique una determinada acción. En ausencia de este marco legal (como es el caso de España), son las quejas ciudadanas, canalizadas a través de las Autoridades Públicas Competentes en este ámbito, las que puede iniciar el proceso de Diagnóstico-Análisis-Control de las emisiones odoríferas. Para ello, sin embargo, es preciso disponer de un registro normalizado de las mismas, que permita dirimir entre las quejas justificadas, de aquellas que se derivan de criterios diferentes a la molestia odorífera específica. Con este fin, se ha desarrollado la herramienta web ODOCITY-MAP, basada en las normas alemanas VDI 3883 parte 1, "Effects and Assessment of Odours Psychometric Assessment of Odour Annoyance", y parte 2, "Effects and Assessment of Odours. Determination of Annoyance Parameters by Questioning Repeated Brief Questioning of Neighbour Panellists". Estas normas, evalúan la molestia odorífera en un entorno residencial, mediante una metodología basada en encuestas a una población previamente seleccionada. En ODOCITY-MAP, los diferentes tipos de encuestas se han programado para que se puedan cumplimentar a través de internet.

En el presente trabajo, se describe un estudio piloto realizado en una ciudad de la costa Mediterránea de España con un importante polígono industrial en la zona portuaria. El proceso se llevó a cabo contando con la participación ciudadana de tres localizaciones determinadas.

2. Preparación del estudio

Tipología de encuestas a realizar

Las dos partes de la Norma VDI 3883, estandarizan dos tipos de encuestas:

- Encuestas realizadas en una sola ocasión (“once-only”) a los vecinos de una determinada zona de investigación, y que proporcionan información acumulada sobre la molestia percibida por los residentes durante un periodo prolongado de tiempo. Esta encuesta consta de 10 preguntas del tipo: ¿Cómo es el nivel de contaminación en su zona?, ¿hay molestias por olores?, ¿cómo son de intensos?, ¿son frecuentes?, ¿es tolerable?, ¿tienen efectos en usted?, etc. Para cada cuestión se establece una escala gradual de respuestas del tipo representado a continuación.

- Encuestas sistemáticas (cada día a la misma hora) a un panel de residentes locales, en repetidas ocasiones para medir la frecuencia de diferentes grados de molestia de forma momentánea. Esta modalidad permite recoger información sobre un gran número de eventos individuales. En este tipo de encuesta, la pregunta es: ¿huele algo?, ¿con qué intensidad? y a continuación se indica que se describa el olor percibido (mejora respecto a la Norma original).

En este trabajo, se planteó la realización de los dos tipos de encuestas con el fin de disponer del mayor grado de información posible. En la tabla 1 se indican las fechas de realización.

Tabla 1: Fechas de realización de las encuestas por tipo

Tipo encuesta

Fecha

Tipo I (una sola vez)

26/11/2013

Tipo II (sistemática)

01/11/2013 - 31/12/2013

La VDI 3883 Parte II establece dos alternativas para realizar encuestas sistemáticas, de corta duración (2 a 3 meses), o bien, de larga duración (12 a 14 meses). En este caso, al ser un estudio piloto, se seleccionó la primera opción.

Selección de las zonas de estudio

Dentro del área de investigación, se seleccionaron tres zonas de estudio. Las zonas 1 y 2 se correspondían con localizaciones potencialmente afectadas por las emisiones industriales, y una zona 3, alejada de los focos de emisión, y de la que no se disponían reclamaciones por olores por parte de la población. Las dos primeras se denominan zonas de investigación, donde la molestia se quiere evaluar, mientras que la zona tres, se denomina zona de control y sirve para comparar los resultados de las áreas de investigación y comprobar si la proximidad al entorno industrial supone un incremento en las molestias por olores. Las áreas de investigación fueron seleccionadas a partir de las propuestas realizadas por un organismo industrial con participación pública, a partir de registros previos de quejas en dichas zonas (VDI3883, Parte II).

En la figura 1 se indican las diferentes zonas de actuación y su posición relativa respecto al núcleo industrial.

sesion06 juarez03

Figura 1: Zonas objeto de estudio (zonas 1, 2 y 3), y focos industriales más significativos.

Selección de los miembros del panel

Siguiendo las indicaciones y requisitos de la VDI3883 en cuanto a elección del panel ciudadano, se seleccionaron 25 candidatos distribuidos en las tres zonas. Se seleccionaron 12 personas de la zona 1, 7 de la zona 2, y 6 de la zona 3. Después de realizar diferentes reuniones iniciales para explicarles el propósito, metodología y funcionamiento de la herramienta, se registraron en la misma para proceder con las dos tipologías de encuestas. En las figuras 2 y 3 se puede observar un detalle de las páginas de inicio y registro (donde se ingresan los datos personales y la ubicación geográfica del domicilio).

sesion06 juarez04

Figura 2: Página de inicio

sesion06 juarez02

Figura 3: Registro de alta de participantes en ODOCITY-MAP

3. Resultados y discusión

Encuestas sistemáticas (todos los días a la misma hora)

A partir de las respuestas obtenidas para cada día se calcula el parámetro denominado índice de molestias. Con la finalidad de disponer de un valor numérico único que caracterice las categorizaciones hechas por el panel poblacional, se toma la combinación lineal de las frecuencias (a las cuales se les ha atribuido un peso). Esta cifra es el denominado índice de molestias Ik y su valor puede oscilar entre 0 y 100.

Ik = 1/Nk ∑ Wi. Nik

Donde:

Ik: Índice de molestia en la k-ésima semana de observación.

Nk: Número total de observaciones en la k-ésima semana de observación

i: Categoría de molestia (0 a 5, según VDI3883)

Wi: Valor (peso) de la categoría de molestia (tabulado en VDI 3883)

Nik: Número de observaciones en la categoría de molestia, en la k-ésima semana de observación

En la figura 4 se muestra la evolución del índice de molestia durante la duración del proyecto. El la figura 5, se muestran los resultados del índice en las diferentes zonas de estudio.

sesion06 juarez06

Figura 4: Representación gráfica del índice de molestias durante los 2 meses de percepciones de olores

sesion06 juarez08

Figura 5: Mapas del índice de molestia de olores correspondientes a los días 4-12-2013 y 31-12-2013.

El índice de molestias por olores promedio para todos los días de percepciones tiene un valor de 4, valor muy bajo y correspondiente a que no se percibe olor, o en su caso, no resulta molesto. Los valores máximos percibidos no sobrepasan de 10 (valor también bajo). Incluso se han registrado varios días en los que ninguno de los 25 participantes percibieron olor alguno. En todo caso, sí se observa que las molestias de la zona 2 (sur de la ciudad), presenta un mayor índice de molestia. Según la descripción de la molestia percibida, los ciudadanos identificaron que: el 54% de los días donde se detectaron olores, fue percibido olor químico/petroquímico; el 33% de los días se percibió olor a humedad (al inicio del proyecto llovió varios días); 41% de los días se identificó olor a alcantarillado/agua residual; y, el 28% de los días se identificó olor a tráfico rodado. Las identificaciones son verosímiles teniendo en cuenta que en el polígono industrial se encuentra una planta petroquímica y una EDAR (aunque la influencia de la lluvia ha podido generar los olores percibidos en el propio alcantarillado).

Encuesta única

Las respuestas a cada pregunta, realizadas por cada panelista, son analizadas estadísticamente por zonas, calculando para cada categoría de respuesta, una frecuencia, que es el número de respuestas positivas. En la figura 6 se muestran los resultados para tres de las diez preguntas.

sesion06 juarez08

Figura 6: Frecuencia relativa de respuesta (%) a las preguntas 3, 4 y 5 del cuestionario (intensidad, molestia general en escala termométrica, y molestia general en escala verbal). El número de las categorías es directamente proporcional a la molestia.

Las gráficas obtenidas confirman los resultados derivados de las encuestas sistemáticas, indicando que la zona 2 es la que presenta mayor molestia, tanto en frecuencia relativa, como en carácter ofensivo de las categorías seleccionadas. La zona 3 en cambio, como se esperaba, presenta niveles muy bajos, mientras que la zona 1 presenta niveles intermedios entre las dos zonas. El análisis sin embargo, no se limita a evaluar las frecuencias de las respuestas afirmativas, sino que también realiza estudios estadísticos (por cada pregunta) para comparar las zonas entre sí, concluyendo si los datos tienen diferencias significativas o no. Las conclusiones de la evaluación estadística para la cuestión 4 (evaluación de molestia general), basada en análisis de F de Fischer y t de Student, se muestra en la tabla 2.

Tabla 2: Evaluación estadística para la cuestión 4 (evaluación de molestia general).

Zona

¿Existen diferencias significativas?

1

SI

2

1

NO

3

2

SI

3

De acuerdo a las contestaciones recibidas, el tratamiento estadístico concluye que entre las zonas 1 y 2 sí hay diferencias significativas, así como entre las zonas 2 y 3. No siendo así cuando se comparan las zonas 1 y 3.

De esta evaluación se concluye, para esta pregunta, que las quejas causadas por las molestias producidas por las emisiones industriales son más justificadas en la zona 2 que en la zona 1, donde el perfil de quejas es más parecido a una zona que no se encuentra bajo la influencia industrial. Resultados similares se obtienen en el resto de cuestiones, aunque para algunas de ellas, la zona 1 también presenta diferencias significativas respecto a la zona 3.

Las conclusiones de las dos tipologías de encuestas, tienen sentido si analizamos los vientos predominantes durante los dos meses de duración del proyecto (figura 7), obtenidos a partir del servicio meteorológico público de Cataluña (Meteocat).

sesion06 juarez01

Figura 7: Rosa de vientos de la ciudad en el periodo noviembre-diciembre 2013.

La componente de vientos más importante, tanto en velocidad, como en frecuencia proviene de oeste-noroeste. Este dato, apoya el hecho de una mayor molestia en la zona 2 de la ciudad, ya que las emisiones del parque de almacenamiento justo al oeste de su posición, son directamente arrastradas por esa componente principal de vientos. Las molestias en la zona 1, se justificarían por la componentes procedentes del sur-sudoeste (muy poco frecuentes). Se descarta la influencia del polígono industrial situado justo al norte de la zona 1, cuyas emisiones serían arrastradas por la componente norte (con una alta frecuencia), ya que ésta debería afectar en mayor medida a la zona 3, que recibiría las emisiones por el efecto de la componente noroeste.

4. Conclusiones

En el presente trabajo, se ha descrito un primer estudio piloto realizado en una ciudad de la costa Mediterránea de España con un importante polígono industrial en la zona portuaria (y con quejas recurrentes por malos olores). El estudio se ha realizado mediante una herramienta informática llamada ODOCITY-MAP, basada en las Normas Alemanas VDI 3883 parte 1 y 2, las cuales, evalúan la molestia odorífera en un entorno residencial, mediante una metodología basada en encuestas a una población previamente seleccionada.

El proceso se llevó a cabo contando con la participación ciudadana de tres localizaciones previamente determinadas. De las zonas objeto de estudio, la zona 2, ubicada en el centro de la ciudad, presentó una mayor incidencia por olores de tipo químico (según las personas encuestadas). La zona 1, en cambio, mostró una menor incidencia de molestias y la zona 3, una práctica ausencia de las mismas. Dicho perfil de incidencia se verifica con la rosa de vientos predominantes durante los dos meses de estudios, que muestra una concordancia entre las percepciones de la población encuestada y el arrastre de las emisiones industriales por el efecto del viento. A pesar de la lógica de los resultados obtenidos (coincidentes entre los dos tipos de encuestas), este tipo de estudios requieren una mayor significancia estadística, por lo que para futuros estudios, será necesario incluir a un mayor número de panelistas ciudadanos en el proceso. Los resultados sin embargo, son prometedores, y pueden abrir una vía a futuras investigaciones para determinar los orígenes (en el caso de existir) de focos de contaminación ambiental por olores.

5. Referencias

VDI 3883 Blatt 1: Effects and assessment of odours - Psychometric assessment of odour annoyance - Questionnaires. The Association of German Engineers (VDI). 1997.

VDI 3883 Blatt 2: Effects and assessment of odours; determination of annoyance parameters by questioning; repeated brief questioning of neighbour panellists. The Association of German Engineers (VDI). 1993.

Más artículos…

Todo el contenido en esta web está sujeto a la Licencia de Acceso Abierto.